Por qué los inversores con antecedentes empresariales son fundamentales para el éxito de una startup