Uno de los dos legisladores de Tennessee que fueron expulsados ​​​​por protestar contra la violencia armada ha sido reintegrado