El gobierno se vio obligado a revelar la ubicación de Mike Pence el 6 de enero durante el juicio al líder de los ‘Cowboys For Trump’