Los Obama regresaron a la Casa Blanca por primera vez en años para ver sus retratos revelados.