Rentas más bajas atraen nuevos innovadores a Nueva York