Trump admitió haber cenado con un antisemita (Kanye) y un nacionalista blanco en Mar-A-Lago