Donald Trump está nuevamente en la corte, alegando que no puede ser procesado por lo que dijo mientras era presidente